Competencias del Área Educación Religiosa

Área Educación Religiosa


Los contenidos de esta área han sido desarrollados por la Oficina Nacional de Educación Católica – ONDEC, según indica el concordato entre el Vaticano y el Estado peruano. Sin embargo, es importante tomar en cuenta la particularidad de cada familia o estudiante, que puede profesar una fe distinta a la católica. En esos casos, la Ley N° 29635 de Libertad Religiosa permite la exoneración del área de Religión, sin perjuicio alguno.

El ser humano es la única criatura que posee la capacidad de percibir lo sagrado, como una disposición de su espíritu para captar el fundamento de las cosas. Toda persona en su vida, busca la verdad que le dé sentido a su existencia para alcanzar la felicidad, de allí que la dimensión religiosa presenta el hecho religioso y espiritual como una realidad integrada en el conjunto de expresiones de lo real.

En ese contexto, es fundamental que las personas descubran y asuman que existe una verdad trascendente, que nos da una identidad y una dignidad humana, y tomen conciencia de que son hijos de Dios creados a su imagen y semejanza, reconociendo la acción providente de Dios en su vida, en su comunidad y en la historia humana que le da sentido a los acontecimientos. Así mismo, aprende a explicar de modo comprensible y razonable su fe al hombre actual, y asumir un proyecto de vida trascendente como respuesta responsable al amor de Dios.


A continuación, se presentan las competencias a desarrollar con aquellos cuya opción es ser educados en el catolicismo:

- Construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son cercanas

- Asume la experiencia el encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida en coherencia con su creencia religiosa

ENFOQUES DEL ÁREA DE EDUCACIÓN RELIGIOSA


En esta área, el marco teórico y metodológico que orienta la enseñanza – aprendizaje corresponde al enfoque humanista cristiano, cristocéntrico y comunitario.

- El Enfoque Humanista Cristiano permite al estudiante comprender y dar razón de su fe e integrar la fe y la vida para aplicarla a la realidad. Posibilita al estudiante comprender que el hombre es el centro de todo, considerado como hijo de Dios, con la necesidad que tiene de encontrarse profunda y sinceramente consigo mismo, y de descubrir su verdadera identidad, llamado a vivir en el amor, cristalizando de esta manera en la educación, la visión trascendente de la vida. Además, le permite comprender que el modelo y horizonte de vida plena es Jesucristo, que propone una vivencia desde el Evangelio y sus valores de acuerdo al proyecto de Dios para toda la humanidad: la dignidad humana, la verdad, la libertad, la paz, la solidaridad, el bien común, la bondad, la justicia, la primacía de la persona por sobre todas las cosas. Este enfoque contempla la relevancia que tiene la religión en la vida de los estudiantes, y toma en cuenta que una educación centrada en la experiencia y en la formación para la vida, debe buscar y aportar instrumentos adecuados para cultivar, interpretar, valorar y actuar desde lo religioso y espiritual, privilegiando la inclusión de todos los estudiantes, aunque tengan, o no, una opción religiosa. En el contexto de su pertenencia a la sociedad, le aportará también una visión del humanismo cristiano y su vigencia en el mundo actual, frente a la ética, a la moral, el respeto y el diálogo con la vivencia de otras religiones, y el aporte de la enseñanza social cristiana para comprender la visión del hombre y del mundo.

- El Enfoque Cristocéntrico está orientado a promover en el estudiante su actuar en el mundo al estilo de Jesucristo. Consideramos que entre Dios Padre y el estudiante, hay una relación filial que es natural, por haber sido creado a su imagen y semejanza. En este enfoque se nos presenta la Fe como virtud teologal, por la que creemos en Dios y todo lo que Él nos ha revelado. Proponemos al estudiante mirar la historia de la humanidad y su historia personal entendidas como historia de salvación. La historia es el lugar del diálogo entre Dios y el hombre, y este puede reconocer entonces cuál ha sido y es la actuación de Dios en su propia existencia y en la historia universal. También le permite reconocer que Dios no es un extraño en el mundo ni en su vida, sino que más bien tiene un papel protagónico en ella, desde el momento en que es su Creador y sigue acompañando permanentemente a la humanidad.

- El Enfoque Comunitario, la nota distintiva de la educación religiosa es vivir en comunidad, por tanto se pretende que el estudiante contribuya a crear en su comunidad escolar, un ambiente de vida fraterna y solidaria, animado por el espíritu evangélico del amor, que lo ayudará en su autorrealización, poniendo en ejercicio su capacidad innata de relacionarse responsablemente consigo mismo, con el Ser divino, con los otros y con la naturaleza. Así mismo, ejerce su libertad responsable frente a todas las expresiones de la cultura humana sin distinción, de modo que iluminados por la fe, los conocimientos de los estudiantes vayan adquiriendo del mundo, de la vida y del hombre, en las diversas situaciones que les toque vivir, convirtiéndolas en posibilidades de realización humana y espiritual a favor de su comunidad en nombre de Dios.

ENFOQUES TRANSVERSALES


Desde esta área se busca desarrollar en los estudiantes una propuesta pedagógica trinitaria; en donde el estudiante se relacione con el Padre, con el Hijo y con el Espíritu Santo, al vivir las virtudes teologales de la Fe, Esperanza y Caridad.

El área contribuye a que los estudiantes tengan una formación de la conciencia moral cristiana para ejercer el discernimiento en las circunstancias cotidianas de la vida y el desarrollo de los valores y virtudes personales para configurar una personalidad libre y responsable propia de quien vive los ideales del Evangelio de Jesucristo.

Se busca formar personas creyentes con una cosmovisión cristiana de la realidad para interpretar críticamente la cultura. Proporcionar al estudiante, una información cultural e histórica de primera magnitud, imprescindible para comprender la cultura en la que se mueve, un mundo en el que el estudiante vive, sabiendo que la Iglesia ha influido decisivamente en acontecimientos trascendentales de nuestra historia, este es un mensaje que el estudiante debe cultivar, conocer, comprender, asumir y vivenciar para poder entender las civilizaciones y culturas y así argumentar con conocimiento.

ORIENTACIONES GENERALES PARA DESARROLLAR COMPETENCIAS EN EL ÁREA DE EDUCACIÓN RELIGIOSA


El Área de Educación Religiosa es reflexiva y vivencial, ello implica generar condiciones didácticas como las siguientes:

- Cultiva con asiduo cuidado las facultades espirituales, religiosas y trascendentes.

- Desarrolla la capacidad del recto juicio moral.

- Valora y difunde el patrimonio religioso y cultural transmitido por las generaciones pasadas.

- Promueve la práctica de los valores y virtudes cristianos.

- Fomenta el trato amistoso entre los estudiantes de diversa índole y condición, contribuyendo a la mutua comprensión.


Vinculación de las competencias del área y las de las otras áreas


El logro de los aprendizajes relacionados al área de Educación Religiosa requiere la vinculación de sus competencias. Por ejemplo referente a la primera: CONSTRUYE SU IDENTIDAD COMO PERSONA HUMANA, AMADA POR DIOS, DIGNA, LIBRE Y TRASCENDENTE, COMPRENDIENDO LA DOCTRINA DE SU PROPIA RELIGIÓN, ABIERTO AL DIÁLOGO CON LAS QUE LE SON MÁS CERCANAS, al estudiar la vida como don de Dios debe ser valorada, preservada y defendida en todas sus formas, mediante el cuidado responsable de la salud corporal y espiritual; y de las demás personas a través de estrategias de aprendizaje que promuevan el desarrollo de la personalidad, de la propia autoestima y toma de decisiones. De igual forma, al promover la identidad peruana, que es profundamente religiosa, contribuye al diálogo entre la cultura y la fe, todo ello promueve actitudes que contribuyen a la construcción y desarrollo de una sociedad en la que predominen los valores éticos, favorece el respeto a la diversidad étnica, puesto que todas las personas participan de la misma dignidad.

Así mismo implica la vinculación con otras competencias por ejemplo: ASUME LA EXPERIENCIA DEL ENCUENTRO PERSONAL Y COMUNITARIO CON DIOS EN SU PROYECTO DE VIDA EN COHERENCIA CON SU CREENCIA RELIGIOSA que supone para el estudiante el discernimiento y la búsqueda de la verdad llevándolo a proponer y dar solución a todo tipo de problemas, así como también a ejercitarse en el correcto uso del razonamiento en la investigación, con la finalidad de elaborar proyectos de vida y propuestas que ayuden a cambiar y mejorar su entorno y comunidad. De otro lado, el proyecto de vida es la base del compromiso cristiano de buscar el bien común a través del desarrollo personal y del entorno, mediante el testimonio, la ayuda mutua, el compartir y otras formas que pongan en práctica la creatividad e innovación de los estudiantes.
Competencias, Capacidades y estándares de aprendizaje de educación Religiosa

En esta sección se ofrecen las definiciones de las dos competencias del área de Educación Religiosa que los estudiantes peruanos deben desarrollar a lo largo de su trayectoria escolar, así como de las capacidades que se combinan en esta actuación.

Cada competencia viene acompañada de sus estándares de aprendizaje que son los referentes para la evaluación formativa de las competencias, porque describen niveles de desarrollo de cada competencia desde el inicio hasta el fin de la escolaridad, y porque definen el nivel esperado al finalizar un ciclo escolar. Los estándares de aprendizaje constituyen criterios precisos y comunes para reportar no solo si se ha alcanzado el estándar, sino para señalar cuán lejos o cerca está cada estudiante de alcanzarlo. De esta manera ofrecen información valiosa para retroalimentar a los estudiantes sobre su aprendizaje y ayudarlos a avanzar, así como, para adecuar la enseñanza a los requerimientos de las necesidades de aprendizaje identificadas. Asimismo, los estándares de aprendizaje sirven como referente para la programación de actividades que permitan demostrar y desarrollar competencias de los estudiantes. La organización de los estándares de aprendizajes en la Educación Básica Regular se muestra en la siguiente tabla:

Nivel 8

Nivel destacado

Nivel 7

Nivel esperado al final del ciclo VII

Nivel 6

Nivel esperado al final del ciclo VI

Nivel 5

Nivel esperado al final del ciclo V

Nivel 4

Nivel esperado al final del ciclo IV

Nivel 3

Nivel esperado al final del ciclo III

Nivel 2

Nivel esperado al final del ciclo II

Nivel 1

Nivel esperado al final del ciclo I


Así mismo, se incluye una ficha con un conjunto de desempeños que ilustran el avance y el logro del nivel esperado de la competencia al final de cada ciclo, según los grados en los que se encuentran los estudiantes.

Competencia CONSTRUYE SU IDENTIDAD COMO PERSONA HUMANA, AMADA POR DIOS, DIGNA, LIBRE Y TRASCENDENTE, COMPRENDIENDO LA DOCTRINA DE SU PROPIA RELIGIÓN, ABIERTO AL DIÁLOGO CON LAS QUE LE SON MÁS CERCANAS.


El estudiante descubre y asume que existe una verdad trascendente, que le da una identidad y una dignidad humana, toma conciencia de que es hijo de Dios creado a imagen y semejanza, reconoce la acción providente de Dios en su vida, en su comunidad y en la historia humana que le da sentido a los acontecimientos. Desde esta conciencia, los estudiantes aprenderán a relacionarse con Dios, como origen y fin último de todos los valores; consigo mismos por ser parte de la creación; con los demás, como un llamado a vivir la comunión, la corresponsabilidad y la reconciliación, y con la naturaleza para descubrir el sentido de todo lo creado.

La educación religiosa, desde el conocimiento de Dios, lleva al estudiante a realizar un diálogo interdisciplinar: fe y cultura, fe y ciencia, fe y vida, para actuar con libertad, autonomía y responsabilidad frente a la vida. Le capacita para el respeto y diálogo con otras creencias presentes en nuestra sociedad pluralista, posibilita el desarrollo espiritual, psicológico y cultural del estudiante, en su propio contexto histórico y ambiental, ayuda a comprender el patrimonio cultural y artístico peruano y le permite estructurar y sistematizar los contenidos de su fe.

Esta competencia implica la combinación de las siguientes capacidades:


- Conoce a Dios y asume su identidad religiosa como persona digna, libre y trascendente. El estudiante entiende y experimenta que Dios es Amor, comprende que Dios es su Padre y creador, que lo ama y le ha dado la vida para ser feliz.

- Cultiva y valora las manifestaciones religiosas de su entorno argumentando su fe de manera comprensible y respetuosa. El estudiante comprende el mensaje cristiano en relación con los problemas existenciales comunes a las religiones y característicos de todo ser humano, con las concepciones de la vida presentes en la cultura, y con los problemas morales fundamentales en los que hoy se ve envuelta la humanidad. También expresa con libertad su fe respetando las diversas creencias y expresiones religiosas de los demás.


Estándares de aprendizaje de la competencia “CONSTRUYE SU IDENTIDAD COMO PERSONA HUMANA, AMADA POR DIOS, DIGNA, LIBRE Y TRASCENDENTE, COMPRENDIENDO LA DOCTRINA DE SU PROPIA RELIGIÓN, ABIERTO AL DIÁLOGO CON LAS QUE LE SON MÁS CERCANAS.”


Nivel

Descripción de niveles del desarrollo de la competencia

Nivel destacado Construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas, cuando sustenta con convicción que Dios es el principio y fin de todo lo creado y que da sentido y plenitud a la existencia humana: desarrolla una relación personal con Él; argumenta su fe de manera comprensible y respetuosa; actúa con libertad, autonomía y responsabilidad, promoviendo el bien común en diversos contextos.
Nivel esperado al final del ciclo VII Construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas, cuando argumenta la intervención de Dios en la vida de la Iglesia, el sentido que le da a su existencia y a la humanidad expresando con convicción sus ideas y su fe. Acoge a Jesucristo como modelo de hombre que le enseña a vivir bajo la acción del Espíritu Santo. Asume el amor de Dios en su vida diaria expresándolo con acciones concretas. Interioriza el mensaje de Jesús y las enseñanzas de la Iglesia, para actuar coherentemente, respetando las diversas expresiones culturales y religiosas en bien de la unidad y comunión entre toda la humanidad. Expresa en su vida diaria los principios de la Doctrina Social de la Iglesia: el bien común, la promoción humana y el respeto por los derechos y deberes del hombre, cumpliendo su misión en la comunidad. Actúa con libertad, solidaridad y responsabilidad frente a los demás asumiendo las consecuencias de sus acciones.
Nivel esperado al final del ciclo VI Construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas, cuando explica que Dios se revela en la Historia de la Salvación descrita en el Antiguo Testamento, como alguien cercano al ser humano, que lo busca, interpela y rescata del mal. Argumenta a la luz del Evangelio, el cumplimiento de la promesa de salvación que Dios le hizo al hombre, con la llegada de Jesucristo, plenitud de la revelación, quien a su vez nos revela el proyecto de amor del Padre. Propone acciones que favorecen la práctica del bien común, el respeto por la vida en la sociedad actual y las diferentes expresiones culturales y religiosas desde el Evangelio y los documentos del Magisterio de la Iglesia mostrando sensibilidad ante las necesidades de las personas.
Nivel esperado al final del ciclo V Construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, cuando comprende que Dios propone un programa de vida y unas normas de amor, que respetan la dignidad y la libertad de la persona. Muestra su amor a Dios y al prójimo realizando diferentes acciones u obras de caridad. Explica la acción de Dios Padre, la misión de Jesús y la acción amorosa del Espíritu Santo con el crecimiento personal y espiritual propio y de los demás seres humanos llamados a buscar el bien. Descubre la obra del Espíritu Santo en la vida y en las buenas acciones de sus semejantes.
Nivel esperado al final del ciclo IV Construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente cuando conoce la Buena Nueva que se anuncia en el Evangelio. Valora el mensaje evangélico sobre la dignidad y libertad del hombre. Participa en la Iglesia como comunidad de amor, basada en el respeto de la dignidad humana. Valora que Jesús anuncia el mensaje del Reino de Dios: reino de verdad, de amor, de justicia y de paz; y expresa libremente su agradecimiento participando en las diversas manifestaciones religiosas. Fomenta una convivencia armónica a través del diálogo, el respeto, la tolerancia y el amor con todos.
Nivel esperado al final del ciclo III Construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, cuando experimenta el amor de Dios en la creación y lo relaciona con el amor que recibe de las personas que lo rodean. Explica la presencia de Dios Padre en el Plan de Salvación y la relación que establece con el ser humano para vivir como seres trascendentes en el diario vivir. Convive de manera fraterna con los cristianos y no cristianos respetando las diferentes expresiones religiosas. Actúa con libertad y responsabilidad frente a los demás asumiendo las consecuencias de sus acciones.
Nivel esperado al final del ciclo II Construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, cuando experimenta la adhesión y amor a Dios, mediante el cuidado de la creación y percibiendo la bondad de su familia y su entorno. Se expresa espontáneamente con gestos, palabras, oraciones y otras formas relacionadas con la vivencia religiosa. Explica sencillos relatos de la Biblia, reflexionando sobre sus enseñanzas. Agradece espontáneamente a Dios por la vida y por todo lo que recibe de él. Practica la tolerancia consigo mismo y con los demás cuando se equivoca al hacer las cosas o provoca algún daño a otras personas voluntaria o involuntariamente y pide disculpas espontáneamente. Expresa libremente su amor al prójimo a través de acciones concretas.
Nivel esperado fin ciclo I Este nivel tiene como base el nivel 1 de la competencia “Construye su identidad”

Ciclo VI - Competencia “CONSTRUYE SU IDENTIDAD COMO PERSONA HUMANA, AMADA POR DIOS, DIGNA, LIBRE Y TRASCENDENTE, COMPRENDIENDO LA DOCTRINA DE SU PROPIA RELIGIÓN, ABIERTO AL DIÁLOGO CON LAS QUE LE SON MÁS CERCANAS.”


Cuando el estudiante “construye su identidad como persona humana, amada por dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas.” combina las siguientes capacidades:

- Conoce a Dios y asume su identidad religiosa como persona digna, libre y trascendente.

- Cultiva y valora las manifestaciones religiosas de su entorno argumentando su fe de manera comprensible y respetuosa.

Descripción del nivel de la competencia esperado al fin del ciclo VI


Construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas, cuando explica que Dios se revela en la Historia de la Salvación descrita en el Antiguo Testamento, como alguien cercano al ser humano, que lo busca, interpela y rescata del mal. Argumenta a la luz del Evangelio, el cumplimiento de la promesa de salvación que Dios le hizo al hombre, con la llegada de Jesucristo, plenitud de la revelación, quien a su vez nos revela el proyecto de amor del Padre. Propone acciones que favorecen la práctica del bien común, el respeto por la vida en la sociedad actual y las diferentes expresiones culturales y religiosas desde el Evangelio y los documentos del Magisterio de la Iglesia mostrando sensibilidad ante las necesidades de las personas

Desempeños PRIMER GRADO DE SECUNDARIA


Cuando el estudiante “construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas” y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo VI realiza desempeños como los siguientes:

- Explica que Dios se revela en la Historia de la Salvación descrita en el Antiguo Testamento y comprende que la dignidad de la persona reside en el conocimiento y amor a Dios, a sí mismo, a los demás y al entorno.

- Analiza que en Jesucristo se cumple la promesa de la salvación y valora el proyecto de amor del Padre.

Desempeños SEGUNDO GRADO DE SECUNDARIA


Cuando el estudiante “construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas” y logra el nivel esperado del ciclo VI realiza desempeños como los siguientes:

- Argumenta que en Jesús se da el cumplimiento de la promesa de salvación y asume el mensaje de la Buena Nueva que trae al mundo.

- Comprende la doctrina que profesa y valora las manifestaciones religiosas propias de su fe para establecer relaciones de respeto y convivencia con quienes no comparten su creencia religiosa.

Ciclo VII - Competencia “CONSTRUYE SU IDENTIDAD COMO PERSONA HUMANA, AMADA POR DIOS, DIGNA, LIBRE Y TRASCENDENTE, COMPRENDIENDO LA DOCTRINA DE SU PROPIA RELIGIÓN, ABIERTO AL DIÁLOGO CON LAS QUE LE SON MÁS CERCANAS.”


Cuando el estudiante “construye su identidad como persona humana, amada por dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas.” combina las siguientes capacidades:

- Conoce a Dios y asume su identidad religiosa como persona digna, libre y trascendente.

- Cultiva y valora las manifestaciones religiosas de su entorno argumentando su fe de manera comprensible y respetuosa.

Construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas, cuando argumenta la intervención de Dios en la vida de la Iglesia, el sentido que le da a su existencia y a la humanidad expresando con convicción sus ideas y su fe. Acoge a Jesucristo como modelo de hombre que le enseña a vivir bajo la acción del Espíritu Santo. Asume el amor de Dios en su vida diaria expresándolo con acciones concretas. Interioriza el mensaje de Jesús y las enseñanzas de la Iglesia, para actuar coherentemente, respetando las diversas expresiones culturales y religiosas en bien de la unidad y comunión entre toda la humanidad. Expresa en su vida diaria los principios de la Doctrina Social de la Iglesia: el bien común, la promoción humana y el respeto por los derechos y deberes del hombre, cumpliendo su misión en la comunidad. Actúa con libertad, solidaridad y responsabilidad frente a los demás asumiendo las consecuencias de sus acciones.

Desempeños TERCER GRADO DE SECUNDARIA


Cuando el estudiante “construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas” y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo VII realiza desempeños como los siguientes:

- Fundamenta la intervención de Dios en la vida de la Iglesia y valora el sentido que le da a su existencia y a la humanidad.

- Acoge a Jesucristo como modelo de hombre que enseña a vivir bajo la acción del Espíritu Santo y asume la misión evangelizadora en coherencia con su creencia religiosa.

Desempeños CUARTO GRADO DE SECUNDARIA


Cuando el estudiante “construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas” y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo VII realiza desempeños como los siguientes:

- Fundamenta la presencia de Dios en la vida del cristiano y valora la misión de la Iglesia en Latinoamérica a la luz de los documentos conciliares y eclesiásticos.

- Comprende la misión evangelizadora de la Iglesia y valora la religiosidad de los pueblos como manifestación de fe.

Desempeños QUINTO GRADO DE SECUNDARIA


Cuando el estudiante “construye su identidad como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son más cercanas” y logra el nivel esperado del ciclo VII realiza desempeños como los siguientes:

- Interioriza el mensaje de Jesucristo y los principios de la Doctrina Social de la Iglesia que se manifiestan en el bien común, la promoción humana, el respeto por los derechos y deberes del hombre.

- Expresa su espiritualidad y religiosidad viviendo en santidad, que es una vida en justicia a la luz de la Palabra de Dios, con acciones concretas de amor al prójimo usando adecuadamente su libertad para construir una sociedad auténticamente humana.

Competencia ASUME LA EXPERIENCIA DEL ENCUENTRO PERSONAL Y COMUNITARIO CON DIOS EN SU PROYECTO DE VIDA EN COHERENCIA CON SU CREENCIA RELIGIOSA.


El estudiante valora a Jesús como modelo, desarrollando valores y virtudes personales que configuran su personalidad libre y responsable propia de quien vive los ideales del Evangelio a través de la experiencia del discipulado. Conoce a Jesucristo como El Salvador, asume sus actitudes y las evidencia en el diario vivir, dando testimonio de su fe; acepta su proyecto de vida confrontando los modelos y paradigmas de hombre que presenta la sociedad con la persona de Jesucristo, lo cual le permite seleccionar y optar por el que responda a sus expectativas de búsqueda personal, al modelo ideal.

Desarrolla una cosmovisión cristiana de la realidad interpretando críticamente la cultura.

Esta competencia implica la combinación de las siguientes capacidades:

- Transforma su entorno desde el encuentro personal y comunitario con Dios y desde la fe que profesa. Los estudiantes deben asumir con renovado entusiasmo y decisión, el reto de contribuir a la gestación de una nueva sociedad, más justa, más solidaria, más fraterna y más cristiana, de acuerdo con los valores de la civilización del amor.

- Actúa coherentemente en razón de su fe según los principios de su conciencia moral en situaciones concretas de la vida. Los estudiantes deben actuar según los principios de la conciencia moral cristiana: verdad, bondad y misericordia en situaciones concretas de la convivencia humana. Toman decisiones razonables en coherencia con los principios evangélicos y su escala de valores morales.

Estándares de aprendizaje de la competencia “ASUME LA EXPERIENCIA DEL ENCUENTRO PERSONAL Y COMUNITARIO CON DIOS EN SU PROYECTO DE VIDA EN COHERENCIA CON SU CREENCIA RELIGIOSA”


Nivel

Descripción de niveles del desarrollo de la competencia

Nivel destacado Asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida en coherencia con su creencia religiosa, cuando actúa dando testimonio de su fe en las diversas situaciones de la vida, buscando el bien común para lograr una comunidad justa, fraterna y solidaria en beneficio de la ecología integral.

Transforma su entorno social y comunitario ejecutando su proyecto de vida en coherencia con su fe.
Nivel esperado al final del ciclo VII Asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida en coherencia con su creencia religiosa, cuando actúa en coherencia con su proyecto de vida dando testimonio de su fe y sus principios morales en las situaciones concretas de la vida. Responde al llamado personal que Dios le hace participando activa y críticamente de la tarea evangelizadora en coherencia con su creencia religiosa en los diversos escenarios en que se desenvuelve. Vivencia los valores cristianos para el desarrollo personal y comunitario proponiendo acciones para transformar su entorno a la luz del Magisterio de la Iglesia.
Nivel esperado al final del ciclo VI Asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida en coherencia con su creencia religiosa, cuando propone un proyecto de vida personal, según el Plan que Dios tiene para todas las personas buscando el bien común en el ejercicio de su conciencia moral autónoma, en base al mensaje del Antiguo y Nuevo Testamento y los documentos del Magisterio de la Iglesia. Examina en su vida las diversas situaciones que le permiten valorar la presencia amorosa de Dios Padre y los frutos que tiene este encuentro en su vida personal y comunitaria.
Nivel esperado al final del ciclo V Asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida, cuando acepta que en la Encarnación Dios cumple su promesa, al enviar a su Hijo hecho hombre. Practica los Mandamientos de la Ley de Dios como enseñanzas para su vida personal y comunitaria y la reconciliación que nos une a Cristo restableciendo lazos de armonía para actuar en una sociedad justa, fraterna y solidaria. Actúa en coherencia con su fe en diversos escenarios. Participa en experiencias de ayuda al prójimo, expresadas en su proyecto de vida.
Nivel esperado al final del ciclo IV Asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida, cuando explica que el pecado nos aleja de Dios y valora la importancia de la reconciliación restableciendo la armonía con Dios, consigo mismo, con los demás y con la naturaleza, como respuesta coherente a su fe según el Plan de Salvación. Participa en espacios de encuentro personal y comunitario con Dios en su entorno. Practica las obras de misericordia como parte de su proyecto de vida.
Nivel esperado al final del ciclo III Asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios, cuando expresa que Dios tiene un Plan de Salvación mediante la oración. Reconoce que en Jesús se cumplen las promesas de Salvación y asume el llamado a ayudar a quienes lo necesitan según el mandamiento del amor.
Nivel esperado al final del ciclo II Asume la experiencia del encuentro personal con Dios cuando diferencia el bien del mal en actos concretos como hijo de Dios. Se ejercita en el silencio para encontrarse con Dios participando en espacios de oración y meditación. Vive su experiencia del encuentro con Dios participando en actividades según su fe.
Nivel esperado fin ciclo I Este nivel tiene como base el nivel 1 de la competencia “Construye su identidad”


Ciclo VI - Competencia “ASUME LA EXPERIENCIA DEL ENCUENTRO PERSONAL Y COMUNITARIO CON DIOS EN SU PROYECTO DE VIDA EN COHERENCIA CON SU CREENCIA RELIGIOSA”


Cuando el estudiante “ASUME LA EXPERIENCIA DEL ENCUENTRO PERSONAL Y COMUNITARIO CON DIOS EN SU PROYECTO DE VIDA EN COHERENCIA CON SU CREENCIA RELIGIOSA” combina las siguientes capacidades:

- Transforma su entorno desde el encuentro personal y comunitario con Dios y desde la fe que profesa.

- Actúa coherentemente en razón de su fe según los principios de su conciencia moral en situaciones concretas de la vida.

Descripción del nivel de la competencia esperado al fin del ciclo VI


Asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida en coherencia con su creencia religiosa, cuando propone un proyecto de vida personal, según el Plan que Dios tiene para todas las personas buscando el bien común en el ejercicio de su conciencia moral autónoma, en base al mensaje del Antiguo y Nuevo Testamento y los documentos del Magisterio de la Iglesia. Examina en su vida las diversas situaciones que le permiten valorar la presencia amorosa de Dios Padre y los frutos que tiene este encuentro en su vida personal y comunitaria.

Desempeños PRIMER GRADO DE SECUNDARIA


Cuando el estudiante “asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida en coherencia con su creencia religiosa” y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo VI realiza desempeños como los siguientes:

- Plantea un proyecto de vida personal y comunitario de acuerdo al plan de Dios y valora el bien común como ejercicio de su conciencia moral autónoma.

- Analiza el mensaje del Antiguo y Nuevo Testamento y asume las enseñanzas de los documentos del Magisterio de la Iglesia.

- Cultiva el silencio y el encuentro personal con Dios valorando momentos de oración y celebraciones propias de la Iglesia o comunidad de fe.

Desempeños SEGUNDO GRADO DE SECUNDARIA


Cuando el estudiante “asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida en coherencia con su creencia religiosa” y logra el nivel esperado del ciclo VI realiza desempeños como los siguientes:

- Analiza en su vida la presencia amorosa de Dios Padre y valora la misión personal que Dios le ha encomendado acorde a su fe.

- Explica que Jesús nos santifica y nos hace personas humanas auténticas por obra del Espíritu Santo y actúa de manera coherente en su vida personal y comunitaria.

- Cultiva el silencio y el encuentro personal con Dios valorando momentos de oración y celebraciones propias de la Iglesia o comunidad de fe.

Ciclo VII - Competencia “ASUME LA EXPERIENCIA DEL ENCUENTRO PERSONAL Y COMUNITARIO CON DIOS EN SU PROYECTO DE VIDA EN COHERENCIA CON SU CREENCIA RELIGIOSA”


Cuando el estudiante “ASUME LA EXPERIENCIA DEL ENCUENTRO PERSONAL Y COMUNITARIO CON DIOS EN SU PROYECTO DE VIDA EN COHERENCIA CON SU CREENCIA RELIGIOSA” combina las siguientes capacidades:

- Transforma su entorno desde el encuentro personal y comunitario con Dios y desde la fe que profesa.

- Actúa coherentemente en razón de su fe según los principios de su conciencia moral en situaciones concretas de la vida.

Descripción del nivel de competencia esperado al fin del ciclo VII


Asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida en coherencia con su creencia religiosa, cuando actúa en coherencia con su proyecto de vida dando testimonio de su fe y sus principios morales en las situaciones concretas de la vida. Responde al llamado personal que Dios le hace participando activa y críticamente de la tarea evangelizadora en coherencia con su creencia religiosa en los diversos escenarios en que se desenvuelve. Vivencia los valores cristianos para el desarrollo personal y comunitario proponiendo acciones para transformar su entorno a la luz del Magisterio de la Iglesia.

Desempeños TERCER GRADO DE SECUNDARIA


Cuando el estudiante “asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida en coherencia con su creencia religiosa” y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo VII realiza desempeños como los siguientes:

- Evalúa los retos de la Iglesia de Jesucristo en el mundo actual y asume su misión evangelizadora.

- Comprende que Dios tiene un proyecto de vida para sus hijos y actúa de acuerdo a las obras de misericordia como respuesta al encuentro personal con Dios.

- Cultiva el silencio, el encuentro personal y comunitario con Dios participando en espacios de oración y celebraciones propias de la Iglesia o comunidad de fe.

Desempeños CUARTO GRADO DE SECUNDARIA


Cuando el estudiante “asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida en coherencia con su creencia religiosa” y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo VII realiza desempeños como los siguientes:

- Analiza las verdades de fe sobre María, Madre de Dios y Madre de la Iglesia y valora su misión dentro de la tarea evangelizadora en respuesta al llamado que Dios le hace.

- Interioriza cómo el mensaje del Evangelio de Jesucristo se inserta en la vida religiosa de los pueblos, y lo lleva a asumir un rol activo como miembro de su comunidad dando testimonio de su fe.

- Cultiva el silencio, el encuentro personal y comunitario con Dios participando en espacios de oración y celebraciones propias de la Iglesia o comunidad de fe.

Desempeños QUINTO GRADO DE SECUNDARIA


Cuando el estudiante “asume la experiencia del encuentro personal y comunitario con Dios en su proyecto de vida en coherencia con su creencia religiosa” y logra el nivel esperado del ciclo VII realiza desempeños como los siguientes:

- Asume acciones para lograr una comunidad justa, fraterna y solidaria, comprometiéndose a la defensa de la vida y de la ecología integral desde su proyecto de vida.

- Comprende el llamado a ser testigo y misionero de Jesucristo en el mundo de hoy y asume el discipulado con su testimonio de vida a ejemplo de María y de los Santos como colaboradores en el Plan de Salvación.

- Cultiva el silencio, el encuentro personal y comunitario con Dios participando en espacios de oración y celebraciones propias de la Iglesia o comunidad de fe.


Sígueme en Facebook
Suscríbete a mi canal
Sígueme en Instagram
Sígueme en Twitter

Emplea un lenguaje de respeto a la comunidad al momento de dejar tu comentario. Recuerda que tu lenguaje te identifica como persona, el cambio de la educación empieza por ti.

Publicar un comentario

Emplea un lenguaje de respeto a la comunidad al momento de dejar tu comentario. Recuerda que tu lenguaje te identifica como persona, el cambio de la educación empieza por ti.

Publica un comentario (0)

Artículo Anterior Artículo Siguiente