Modelo de Sesión de Aprendizaje ¿Cómo planificar?

Modelos de Sesiones de Aprendizaje



¿Qué es una sesión de aprendizaje?


Es la secuencia de situaciones de aprendizaje, en cuyo desarrollo interactúan los estudiantes, el docente y el objeto de aprendizaje con la finalidad de generar en los educandos procesos cognitivos que les permita aprender a aprender y aprender a pensar. 

¿Cómo planificar una sesión de aprendizaje?


Planificar una sesión de aprendizaje nos permite organizar de manera secuencial y temporal las actividades que se desarrollarán.

En ella, se visualiza con mayor detalle cómo se combinan los recursos, materiales, estrategias y actividades más pertinentes para alcanzar los propósitos de aprendizaje en el marco de una situación significativa.

Los criterios claves que orientan una planificación de sesiones

 
A continuación, presentamos los criterios claves que deben orientar la planificación de sesiones:

1.- Los propósitos de aprendizaje indican las competencias, los desempeños y las actitudes observables (enfoques transversales) que se desarrollarán en la sesión.

2.- El título de la sesión comunica la actividad principal o el producto que se obtendrá en la sesión.

3.- Se comparte con los estudiantes lo que van a aprender, a través de qué actividades lo harán y cómo se darán cuenta de que están aprendiendo (criterios).

4.- Se observa cómo la actividad y los procesos didácticos contribuyen en el desarrollo de los desempeños previstos.

5.- La sesión considera momentos para retroalimentar a los estudiantes sobre sus desempeños.

6.- En la sesión se prevé momentos de atención diferenciada a los estudiantes a partir de las dificultades y los avances que manifiesten.

7.- Las actividades propuestas priorizan la profundización en el desarrollo de las competencias y capacidades por sobre el activismo.

8.- En las actividades propuestas en la sesión se puede observar claramente el rol del docente como acompañante y el del estudiante como protagonista del aprendizaje.

9.- El cierre de la sesión se considera actividades para extraer conclusiones, puntualizar alguna idea, un procedimiento, la solución o soluciones encontradas, etc.

10.- Así como la reflexión de dónde se encuentran con respecto del aprendizaje esperado y cómo hicieron para llegar ahí.

Elementos básicos de la planificación de las sesiones de aprendizaje


En el proceso de planificación de las sesiones de aprendizaje es importante considerar los siguientes elementos básicos:

Título de las sesiones de aprendizaje


Se elabora a partir de la actividad principal o el producto que se obtendrá de la sesión o del conjunto de sesiones.

Propósitos de la sesión


Los propósitos de aprendizaje indican las competencias, los desempeños y enfoques transversales que se desarrollarán en la sesión y son tomados de la unidad didáctica.

Preparación de la sesión de aprendizaje


Se deben responder dos preguntas: ¿Qué necesitamos hacer antes de la sesión? y ¿qué recursos o materiales se utilizarán en esta sesión? ¿Cuánto tiempo se requerirá?

La importancia de estas preguntas radica en la previsión que podemos hacer a fin de asegurar las mejores condiciones para el aprendizaje.

Para responder la primera pregunta, se puede mencionar qué formas organizativas se usarán, qué estudiantes formarán parte de cada grupo o pareja, qué se debe saber o leer antes, etc.

En el caso de los materiales o recursos, se debe pensar qué necesitan los estudiantes según sus necesidades y así seleccionar uno o varios materiales, elaborar fichas, llevarlos fuera del aula, animarlos a experimentar, etc.

En relación al tiempo, este debe estar en función de las necesidades de aprendizaje de los estudiantes, de acuerdo a sus ritmos y estilos.

Momentos de la sesión de aprendizaje


INICIO


Al iniciar la sesión, se conversa con los estudiantes acerca de qué hicieron el día anterior, para vincular los aprendizajes y los propósitos de la presente sesión.

Si han realizado alguna tarea, se debe establecer relación con la sesión que corresponde y revisarla junto con los estudiantes.

En caso de que se esté iniciando una unidad, se debe elaborar la planificación de actividades con los estudiantes y dejarla expuesta en el aula. Esto permitirá que tanto ellos como el docente tengan claridad del camino que han trazado para resolver el reto de la unidad.

En este momento, se recogen y activan los saberes previos a través de preguntas, de un diálogo, observando un video o realizando un juego, entre otras actividades.

Además, se debe comunicar a los estudiantes el propósito de la sesión, es decir, cuál será el reto a cumplir, qué aprenderán y cómo se darán cuenta de que están aprendiendo.

Es importante recordar que el reto propuesto a los estudiantes debe relacionarse con sus saberes previos y ser posible de lograr. Asimismo, su complejidad debe estar de acuerdo a sus características y desarrollo cognitivo.

En este momento comienza la evaluación formativa, la misma que se concreta a través de la explicitación de lo que los estudiantes van a aprender, el producto a través del cual demostrarán lo aprendido y los criterios con los cuales se les evaluará; todo ello permitirá la revisión y el perfeccionamiento continuo del producto.

DESARROLLO


En el desarrollo se debe tener claro qué producto van a obtener los estudiantes con ayuda del docente, a fin de que se les pueda ofrecer la retroalimentación que requieren, sea esta de tipo verbal o escrita.

Para ello, es necesario contar con actividades, estrategias, técnicas y materiales que se puedan usar de acuerdo a las necesidades que se observen en los estudiantes.

Recomendaciones para realizar el desarrollo de la sesión de aprendizaje

Las preguntas que se dirigen a los estudiantes permiten que aquellos que se están alfabetizando reflexionen y puedan usarlas de forma autónoma en otras situaciones de lectura en las que se enfrenten al lenguaje escrito.

Por otro lado, la ayuda que ofrece el docente está en función de interrogantes como estas: ¿A dónde trata de ir el niño?, ¿dónde se encuentra?, ¿cómo puede hacer para llegar ahí?  

La realización de la retroalimentación de forma oral e individual, la misma que también podría realizarse con todo el grupo: cada niño o niña podría decir lo que ha escrito y señalar a la vez.

Esta forma de trabajo contribuye a brindar el soporte que los estudiantes requieren, a partir de lo que saben, para enseñarles a hacerlo lo mejor que puedan, siempre con la ayuda del docente.

En este momento también se debe cuidar que la didáctica a emplear sea pertinente para el desarrollo de las competencias.

Las actividades de aprendizaje deben estar directamente vinculadas a la realidad en la que este se usará.

Por ejemplo: en Comunicación, si se quiere que los estudiantes aprendan a leer diferentes textos (poesía, cuento, informe, etc.), se les deben proporcionar completos y no cortados, es decir, tal cual se encuentran en la realidad.

Asimismo, si se desea que desarrollen la competencia de indagación, deben investigar y vincular la teoría con la práctica.

Evaluación de los progresos de los estudiantes

Por otro lado, como docentes debemos elegir en qué momentos realizar el registro de los progresos de los estudiantes a través de instrumentos de evaluación como la lista de cotejo, escalas de valoración o rúbricas.

Este registro debe ser realizado solo cuando tengamos indicios de que ellos ya pueden demostrar lo aprendido, es decir, a partir de que hayan tenido la oportunidad de retar dichos aprendizajes más de una vez.

CIERRE


En este momento se debe realizar un recorrido por las conclusiones a las que los estudiantes fueron llegando en el proceso de la presente sesión.

Esto servirá para puntualizar alguna idea, un procedimiento, una solución, etc., y para reflexionar acerca de dónde se encuentran con respecto del aprendizaje esperado y cómo hicieron para llegar hasta allí.

Se espera que las respuestas de los estudiantes sean razonables y creíbles, y realicen explicaciones verbales o utilicen su producto físico.

También, se puede recoger información de lo que han aprendido a través de sus explicaciones y razones.

Las actividades para trabajar en casa

Las actividades para trabajar en casa tienen como finalidad que los estudiantes apliquen y refuercen sus aprendizajes en torno a la situación significativa con participación de su familia, o puedan realizar alguna búsqueda de información de forma autónoma o con ayuda.

Las tareas deben ser conocidas y comprendidas por los estudiantes, pues son ellos quienes las desarrollarán.

Por este motivo, es necesario compartir el propósito y los criterios con los que luego serán revisadas, es decir, señalar qué se desea y cómo se espera que respondan la tarea.

Reflexiones sobre el aprendizaje

Reflexiones sobre el aprendizaje: ¿Qué lograron? ¿Qué dificultades encontraron?

En este espacio se toma nota de los logros observados en los estudiantes con relación a los que fueron planificados.

El registro de logros y dificultades permitirá realizar la retroalimentación de la enseñanza.

Modelo de sesión de aprendizaje primaria primer grado.

MODELO DE SESION DE BIENVENIDA DE TUTORIA

Emplea un lenguaje de respeto a la comunidad al momento de dejar tu comentario. Recuerda que tu lenguaje te identifica como persona, el cambio de la educación empieza por ti.

Publicar un comentario

Emplea un lenguaje de respeto a la comunidad al momento de dejar tu comentario. Recuerda que tu lenguaje te identifica como persona, el cambio de la educación empieza por ti.

Publica un comentario (0)

Artículo Anterior Artículo Siguiente