Actividad 2 Identificamos situaciones de violencia en nuestro entorno

Actividad 2: Identificamos situaciones de violencia en nuestro entorno.


Experiencia de aprendizaje Nº 5 Mujeres y hombres tenemos los mismos derechos y juntas y juntos prevenimos todo tipo de violencia.

Área y Ciclo: Tutoría Ciclo VI (Primero y Segundo)

Dimensión: Personal y Social.

Habilidades socioemocionales: Empatía: Entiende el punto de vista de los demás al considerar sus pensamientos, sentimientos y emociones.

Fecha: 18/08/2021

¿Qué aprenderé en esta actividad?

En la actividad anterior, reflexionamos sobre la desigualdad de derechos y oportunidades que aún existe entre hombres y mujeres. Asumimos compromisos para cambiar este tipo de situaciones que afectan nuestro bienestar propio y el de los demás.

Ahora conoceremos qué es la violencia y cómo se manifiesta. Para ello, identificaremos situaciones de violencia que nos ponen en riesgo y reconoceremos el derecho a decir no ante estas situaciones.

 ¿Qué realizaras para lograr esta actividad?

A partir de la reflexión sobre distintos casos de violencia, comprenderán que esta puede perpetrarse de diferentes maneras y que es importante reconocer las actitudes y los comportamientos que tienen una carga violenta, sean o no evidentes. Además, mediante frases cotidianas, entenderán que la microviolencia es una forma sutil de violencia de género que atenta contra la autonomía o capacidad de decisión de la persona. Con toda esta información, redactarán una frase que aliente a sus compañeros a denunciar cualquier tipo de violencia.

 DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD

Analiza las imágenes y situaciones:

 Una señora conocida de mi familia necesitaba una chica para cuidar a sus pequeños hijos. Me dijo que me iba a pagar bien, pero no lo ha hecho hasta ahora.


 Mi tía me obliga a levantarme temprano para que la ayude a trabajar. Si no lo hago, no me da de comer y me castiga.

Cada vez que mi vecina sale de su casa, la veo golpeada. Ella vive con su padrastro. Los vecinos del barrio le han dicho que vaya a la Demuna (Defensoría Municipal del Niño y el Adolescente) para denunciar estos hechos.


Una compañera de mi clase me insulta constantemente. Se lo he contado a mi maestra para que le llame la atención.


Mis amigos me molestan porque no participo de los juegos en red con ellos. Me dicen que parezco una niña y me mandan indirectas al grupo de WhatsApp.

Reflexiona:

¿Qué piensas de estas situaciones? ¿Crees que expresan violencia? ¿Cómo debemos reaccionar frente a ello?

Las situaciones causan daño o destruyen psicológicamente a la otra persona, en estos casos se manifiestan a través de acciones y lenguaje, lo cual son actitudes negativas para la ética, la moral y el derecho. Definitivamente son claramente situaciones de violencia hacia los adolescentes. Es necesario, primeramente hablar y concientizar que esos actos son perjudiciales, ante estas situaciones aclarar que existen leyes que buscan  prevenir, erradicar y sancionar tales actos; la Ley N° 30403, Ley que prohíbe el uso del castigo físico y humillante contra los niñosniñas y adolescentes, regula las medidas para promover el derecho al buen trato y las pautas de crianza positivas hacia las niñasniños y adolescentes. La DEMUNA es la institución donde se puede denunciar actos de violencia o en la I.E. mediante los fiscales escolares. 

¿Crees que también los hombres pueden ser violentados?

Sí, los hombres también sufren actos de violencia verbal, emocional o psicológica y física. Diversos investigadores afirman que ningún tipo de violencia que se ejerza contra el hombre es violencia de género y la acotan solamente al caso de aquella que es la ejercida contra las mujeres en diferentes ámbitos. 

¿Qué harías si observaras violencia hacia alguna persona?, ¿Cómo la ayudarías?

El primer paso es tratar de establecer el dialogo con ambas partes, pero si la situación no cambia es mejor denunciar ante la Policía Nacional, la DEMUNA, a través de las líneas telefónicas o de manera presencial.

Ideas o conceptos claves sobre violencia

Muchas veces es difícil darnos cuenta de actitudes y comportamientos con carga violenta y, si no los reconocemos a tiempo, podríamos dejarlos pasar y terminamos normalizándolos. En ocasiones, la familia también puede darnos mensajes que nos hacen considerar normales. A veces, el sentimiento de querer a alguien puede llevarnos a posibles situaciones de riesgo, pues toleramos situaciones que pueden parecernos injustas, generándonos fastidio, tensión e incluso violencia y no hacemos nada para evitarlo.

A veces la violencia es evidente, como en una guerra o un conflicto; sin embargo, otras veces está al frente de nuestros ojos, pero no la vemos, como cuando alguien se burla constantemente de nuestras opiniones solo para hacernos sentir mal. Pero ¿qué es la violencia?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la violencia como “el uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho, o como amenaza, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones”.

Otras formas de violencia se pueden presentar a través de mensajes o frases como:

Estas frases las escuchamos cotidianamente en nuestro entorno o en cualquier lugar, pero lo que no sabíamos es que todas estas palabras tienen un significado sutil que no percibimos y que también son parte de la violencia: son las llamadas microviolencias. Estas se manifiestan a través de frases que buscan controlar el comportamiento de las mujeres o que las colocan en una posición de vulnerabilidad y desventaja. Se presentan en cualquier momento y en los diversos ámbitos de la vida. Si bien es cierto se pueden presentar tanto en varones como en mujeres, las estadísticas en el Perú señalan que existe un alto porcentaje de violencia dirigido hacia las mujeres.

¿Qué son las microviolencias?

Son las formas sutiles de violencia de género. Incluyen estrategias de control que atentan contra la autonomía o capacidad de decisión de las personas. Suelen pasar desapercibidas porque pensamos que son inofensivas o incluso se cree erróneamente que es una actitud o comportamiento normal. Las microviolencias pueden estar presentes en la escuela, la calle, en el barrio, en las relaciones familiares y en las parejas, entre otros espacios.

Recuerda: Nadie tiene derecho a hacerte sentir menos; tú tienes los mismos derechos y mereces todo el respeto y consideración. Quiérete y valórate siempre.

Tomemos en cuenta que, toda situación de violencia atenta contra nuestros derechos como persona. Tenemos derecho a la integridad personal, a ser queridas y queridos y tratadas y tratados con respeto y a recibir buen trato. Como adolescentes, tenemos derecho a recibir protección del Estado.

¡Ponemos en práctica lo aprendido!

Escribe una frase que motive a tus compañeras y compañeros a denunciar toda situación de violencia y no quedarse en silencio. Hazlo de forma creativa; utiliza tu imaginación y compártela.

No dejes que atenten contra tu integridad, estamos para ayudar contra todo acto de violencia. Llama a la línea 100 y hallarás la mejor salida.

Recuerda: Muchas veces puedes ser testigo de algún tipo de violencia y puedes sentir miedo de denunciarlo, pero debes hacerlo; el silencio te hace cómplice de la violencia.

 

En resumen

Evita dejarte llevar por el temor o la desesperación; no estás sola(o). Si estás pasando por alguna situación de violencia, busca ayuda, conversa con algún adulto de tu confianza. Si en cambio eres una persona que lastima de alguna forma, también puedes pedir ayuda para cambiar. Es mejor evitar que la cólera te haga tomar una decisión que después puedes lamentar.

Aprender a identificar la violencia es fundamental para vivir una vida plena. Además, si nosotras, nosotros o alguien de nuestro entorno sufre una situación de violencia, podemos reportarla y poco a poco podemos inspirar a otras personas que sufren violencia a romper el silencio. Nuestras voces son contagiosas: podemos contagiar la lucha contra la violencia y a favor de una cultura de paz.

 

Mi Autoevaluación

Ahora, mira tus aprendizajes. Marca con una “X” en el recuadro según corresponda.

Aprendizajes

Mucho

Más o menos

Poco

Pude identificar situaciones de violencia en mi entorno.

 

 

 

Reconocí cómo se puede manifestar la violencia.

 

 

 

Escribí una frase motivadora para alentar la conducta de no quedarse callada o callado frente a la violencia.

 

 

 

 

Sígueme en Facebook
Suscríbete a mi canal
Sígueme en Instagram
Sígueme en Twitter

3 Comentarios

Emplea un lenguaje de respeto a la comunidad al momento de dejar tu comentario. Recuerda que tu lenguaje te identifica como persona, el cambio de la educación empieza por ti.

Publicar un comentario

Emplea un lenguaje de respeto a la comunidad al momento de dejar tu comentario. Recuerda que tu lenguaje te identifica como persona, el cambio de la educación empieza por ti.

Publica un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente