Actividad 8 Autorregulamos nuestras emociones para contribuir al bienestar emocional

Actividad 8: Autorregulamos nuestras emociones para contribuir al bienestar emocional


Experiencia de aprendizaje Nº 3

Asumimos acciones para preservar la salud y el ambiente.

Área: Desarrollo, Personal, Ciudadanía y Cívica (DPCC).

Competencia: Construye su identidad.

Fecha: 02/06/2021

¿Qué aprenderé en esta actividad?


Reconoceremos nuestras emociones y aprenderemos a regularlas. Esto nos servirá para mejorar nuestra autoestima y proponer acciones cotidianas que contribuyan al bienestar emocional.

¿Qué realizaras para lograr esta actividad?

Organizar una lista de emociones en positivas y negativas. Reflexionar sobre algunas situaciones vividas. Conocer los elementos de la autoestima.

DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD

Emociones positivas y negativas


En la actualidad, las emociones positivas y negativas se consideran diferentes por las consecuencias que tienen para las personas. Pero, en el ser humano, pueden convivir al mismo tiempo los dos tipos, sin necesidad de que la presencia de unas implique la ausencia de otras.

Tanto las emociones positivas (alegría, amor, armonía, entusiasmo, cariño, sorpresa, esperanza, etc.) como las negativas (miedo, tristeza, ira, nerviosismo, frustración, etc.) son necesarias e importantes para una persona.

Una emoción negativa nos alerta de un posible peligro y nos empuja a actuar de forma urgente para solucionar dicho peligro; a la vez, reduce las opciones de respuesta. Mientras que las emociones positivas dan seguridad y permiten generar y ampliar los recursos o las opciones de respuesta, modificando las formas de pensar y actuar; además, nos ayudan a estar más abiertas/os y a tener curiosidad por explorar el mundo.

1.- Elabora una relación de las emociones. Las clasificamos en positivas y negativas, y las organizamos en un cuadro.

¿Qué son las emociones y cómo las reconocemos?

Las emociones son estados afectivos que se presentan como reacción ante una situación específica que las estimula. Las emociones se caracterizan por ser…

Ante una misma emoción, pueden existir diferentes formas de actuar; es decir, dos personas distintas pueden sentir alegría o cólera, pero demostrarlo de diferente manera. La forma en que reaccionen dependerá de muchos factores, entre los cuales están la experiencia y el aprendizaje. A veces, desde pequeñas/os, nos condicionan a mostrar ciertas emociones y a contener otras, por nuestra condición de ser mujer u hombre, lo cual no favorece nuestro desarrollo emocional.

Manejando emociones a nuestro favor: reconoce tus emociones

El primer paso para manejar nuestras emociones es reconocerlas e identificar de qué manera se presentan en nosotras/os. Esto nos permitirá aspirar a cumplir el segundo: aprender a manejarlas, lo cual se vincula con la autorregulación emocional.
Regular las emociones no es lo mismo que reprimirlas. La represión no es saludable, pues puede causarnos daño a nosotras/os mismas/os o a quienes nos rodean. Lo que debemos procurar es dedicar un tiempo a reflexionar sobre nuestras propias emociones, observar la situación en perspectiva y tratar de construir espacios más saludables para evitar caer en el descontrol.

2.- Respondemos:

¿De qué formas expresamos nuestras emociones? Mencionamos un ejemplo por cada una de las formas (fisiológicas, faciales universales y lenguaje corporal).
¿De qué manera un ambiente contaminado puede afectar nuestras emociones?Recuerda:

Para aprender a regular nuestras emociones, es importante identificar qué nos ocurre cuando, ante ciertas situaciones, sentimos que las emociones nos desbordan.

3.- Reflexiona y completa el siguiente cuadro.

Preguntas para reflexionar:

- ¿Cuales fueron las emociones que sentimos que se desbordaron? Mencionamos las formas de expresión que permiten identificarlas.

- ¿Que fue lo que originó las reacciones emocionales desbordadas?

- ¿Qué pasó por nuestra mente al sentir nuestras emociones desbordadas?

- Recordando cómo nos sentimos en ese momento, ¿qué pudimos haber hecho para resolver la situación de manera satisfactoria?

Empatía y asertividad


La empatía como habilidad social: disposición para el diálogo

(…)

Por ello, la empatía es un recurso fundamental para romper con ciclos de resentimiento y posibles desbordes emocionales. La empatía es mucho más que una habilidad: es una predisposición actitudinal que debemos practicar para poder tomar perspectiva cuando ciertas emociones empiezan a nublar nuestro juicio. La empatía, en ese sentido, es un sentimiento complejo y de múltiples dimensiones.

Por una parte, presenta una dimensión emocional o instintiva, vinculada a la compasión, la preocupación o la indignación; y, por otra, una cognitiva: forzarse a ponerse en el lugar del otro, observar la situación desde distintas perspectivas, aunque predomine, por ejemplo, un sentimiento de odio y rencor.

La empatía, en cualquier caso, implica un esfuerzo por suspender, aunque fuera por un momento, aquello que nos mantiene ensimismadas/os, encerradas/os en nosotras/ os mismas/os. Sea por reacción espontánea o por esfuerzo racional, la empatía es un mecanismo, una capacidad, un sentimiento que nos impulsa a pensar que nosotras/os no somos ni seremos dueñas/os de la verdad, ni siquiera de los sentimientos que creemos que nos pertenecen.

(…)

La asertividad como habilidad social: iniciativa para el diálogo

Una de las habilidades sociales a la que podemos recurrir para expresar nuestras emociones y sentimientos es la asertividad o la comunicación asertiva. Esta nos permitirá expresar lo que realmente queremos sin la presión del grupo, y con ello ayuda a fortalecer las relaciones con otras personas y a prevenir situaciones de violencia.

La comunicación asertiva es mucho más que solo mostrar disposición a dialogar: es comprometerse con una situación reconociendo distintos factores que podrían afectar la comprensión de lo que uno quiere decir y hacer. (…)

Por ello, la comunicación asertiva es una habilidad compleja que no se logra tan fácilmente. Implica reconocer causas, pensar en consecuencias y tener el valor de abrir nuestros sentimientos frente a otro. Reconocer la necesidad de ser asertivos y progresar poco a poco en ese sentido es una gran medida para restaurar nuestras relaciones interpersonales.

4.- Realiza lo siguiente:

Responde: ¿Cómo Julián podría demostrar empatía frente a lo sucedido con Mario? ¿Cómo se expresa la empatía en nosotras/os?
Explicamos cómo la empatía y la asertividad contribuyen a controlar nuestras emociones.

La autoestima y sus componentes


¿Qué es la autoestima?

Es la percepción que tenemos de nosotras y nosotros mismas/os. Tiene que ver con los pensamientos y sentimientos de aceptación, valoración y aprecio. Abarca desde el aspecto físico hasta nuestro mundo interior, incluyendo nuestras emociones, actitudes, habilidades y capacidades.

Se trata de la autovaloración que se forma a lo largo de la vida y en la que influyen nuestras experiencias y relaciones con otras personas. Afortunadamente, para todas y todos es posible mejorar y fortalecer nuestra autoestima. Está en nuestras manos comprometernos a asumir actitudes para lograr una autoestima alta. De lo contrario, se perjudicará el desarrollo integral de nuestra vida.

¿Cuáles son los componentes de la autoestima?

La autoestima se forma con base en los siguientes elementos:

a. El autoconcepto. Se refiere a la opinión que tenemos sobre nosotras/os mismas/os. Es la representación de nuestra imagen frente a otras personas.

b. La autoaceptación. Es la capacidad de aceptarnos tal y como somos, con nuestras fortalezas y debilidades. Por ejemplo, cuando reconocemos nuestras cualidades y somos capaces de señalarlas, incluso las que nos disgustan o consideramos débiles.

c. El autorrespeto. Es el reconocimiento de nuestra propia individualidad, de nuestras decisiones, necesidades y motivaciones más íntimas. Por ejemplo, cuando deseamos superar algún aspecto de nuestra vida y mostramos convicción en aquello que pensamos y deseamos.5.- Completa el siguiente cuadro respecto a los elementos de la autoestima aplicados en nosotras/os.

Autoconcepto: ¿Qué opinión tenemos sobre nosotras/os?

Autoaceptación: ¿Qué aspectos nos gustan de nosotras/os? ¿Cuáles nos disgustan?, ¿los aceptamos?, ¿por qué?

Autorrespeto: ¿Cuáles son nuestras necesidades y nuestros anhelos? ¿Qué decisiones tomaremos para atenderlos?

6.- Para finalizar, elabora un texto en el cual expliques la importancia de reconocer y controlar las emociones para fortalecer la autoestima.

Recuerda:

Identificar nuestras emociones y aprender a controlarlas mediante actitudes como la asertividad y la empatía contribuye a nuestro buen estado emocional y fortalece nuestra autoestima.

Evaluamos nuestros avances

Es el momento de autoevaluarnos a partir de nuestros avances, logros y dificultades.

Competencia: Construye su identidad.

Criterios de evaluacioón

Expliqué mis caracteristicqas personales y potencialidades para afrontar situaciones de riesgo. [Lo logré, Estoy en proceso de lograrlo, ¿Qué puedo hacer pra mejorar mis aprendizajes]

Indentifiqué mis emociones y las autorregulé para establecer relaciones de asertividad y empatía. [Lo logré, Estoy en proceso de lograrlo, ¿Qué puedo hacer pra mejorar mis aprendizajes]

Sustenté y argumenté una posición ante un dilema aplicando principios éticos. [Lo logré, Estoy en proceso de lograrlo, ¿Qué puedo hacer pra mejorar mis aprendizajes]

Propuse acciones cotidianas con el fin de contribuir a la mejora de la autoestima y la autorregulación de las emociones, para lograr el bienestar emocional. [Lo logré, Estoy en proceso de lograrlo, ¿Qué puedo hacer pra mejorar mis aprendizajes]


Emplea un lenguaje de respeto a la comunidad al momento de dejar tu comentario. Recuerda que tu lenguaje te identifica como persona, el cambio de la educación empieza por ti.

Publicar un comentario

Emplea un lenguaje de respeto a la comunidad al momento de dejar tu comentario. Recuerda que tu lenguaje te identifica como persona, el cambio de la educación empieza por ti.

Publica un comentario (0)

Artículo Anterior Artículo Siguiente